La limpieza personal es una práctica común en la sociedad actual; esto es especialmente cierto en el área de los genitales. Tenga presente que ser descuidado en su higiene genital espantará a más de una mujer.

La higiene íntima es muy importante, ya que los genitales no sólo se relacionan con el sexo sino también con el amor; esto es especialmente cierto para las mujeres. Así que lea los siguientes consejos para tener un pene aseado que cualquier mujer deseara tocar… o probar.

Ventaja de tener un pene limpio

limpiando pene

Todos los hombres necesitan asegurarse de que tienen su pene limpio antes de tener sexo con una mujer, porque probablemente uno de los aspectos más desagradables para ella sea quitarle los pantalones a un hombre y encontrarse con un pene inmundo.

Un pene poco cuidado también reducirá las posibilidades de recibir sexo oral, así que piense bien en todos los beneficios por invertir unos minutos más al bañarse.

Limpiando la punta del pene

El punto de partida es la punta del pene. El prepucio (la piel que cubre la punta del pene) cubre el glande, pero hay un montón de espacio para las cosas desagradables que se acumulan entre la punta del pene y la piel. Si no se lava correctamente, es posible que se acumule una sustancia blanca que se conoce con el nombre de esmegma. Esta sustancia es una combinación de las células muertas de la piel, los aceites y la humedad; y las bacterias a menudo se desarrollan en este espacio oscuro, húmedo y cerrado.

Por lo tanto, tire el prepucio hacia atrás tanto como pueda y empiece a lavar esta área con agua tibia. Tenga cuidado al lavar tanto el glande y el interior del prepucio, ya que estas partes normalmente no están expuestas y suelen ser muy sensibles.

Limpiando la raíz del pene

La segunda área en la que usted debe centrarse es la “raíz” o base del pene. Esto es donde el sudor y el pelo se combinan para producir un olor fuerte, tal como en la axila. Esta área necesita un lavado frecuente con el fin de mantener el sudor lejos, ya que está cubierta por la ropa interior la mayor parte del día.

Por esa razón, afeitarse o recortarse el pelo púbico es una muy buena idea, sobre todo en verano. El lavado es mucho más fácil sin mucho pelo en el camino. También puede que quiera dar una buena lavada al área entre la punta del pene y la base.

Limpiando los testículos

Y, por último, la tercera área de enfoque: los testículos. Colgando entre las piernas, los testículos son aún más propensos a coger un olor desagradable por medio del sudor que se acumula en los pliegues de la piel o en el espacio entre el pene y los testículos. Lavar cada uno de ellos con cuidado y asegurarse de que el perineo (la pequeña porción de piel entre la base de los testículos y el ano) también este limpio y libre de olor.

Cortando los pelos púbicos

Además de lavar muy bien los pelos púbicos, es importante cortarlos porque son fuente de una gran cantidad de bacterias. La ventaja es que cortar los pelos púbicos es una buena forma para alargar visualmente tu pene, ya que los pelos en esa área pueden cubrir gran parte de tu órgano masculino haciendo que se vea más pequeño.

Higiene de un Pene Circuncidado

Los hombres que están circuncidados tienen que ser tan cuidadosos como los que no lo están. La falta de prepucio significa que las bacterias y las células muertas no se acumulan allí, pero también significa que el glande ya no está protegido contra el contacto con el polvo, el sudor y todo tipo de sustancias y tejidos que de otro modo se mantienen lejos del pene. Algunos médicos también creen que los penes circuncidados están más expuestos a las bacterias que causan infecciones de las vías urinarias; es por eso que hay que mantenerlo limpio en todo momento.