¿Estás pensando en hacerte una cirugía para agrandar el pene? Es normal estar preocupado por el tamaño de tu pene ya que, en nuestra sociedad, la virilidad suele estar asociada a la longitud del miembro viril.

De hecho, muchas mujeres han sido influenciadas por la pornografía y las fotografías que se comparten en los medios sociales, y piensan que los penes son más grandes de lo que realmente son.

Mientras que la cirugía de alargamiento del pene es una opción para aumentar el miembro viril de forma permanente, es importante tener en cuenta los detalles prácticos del procedimiento antes de decidirse por ella.

¿Cuánto aumentará el tamaño de tu pene? ¿Cuales son los posibles riesgos para tu salud? ¿Qué puedes esperar? En Erectosiempre.com vamos a responder las preguntas más frecuentes que puedas tener si estás considerando este tipo de método para aumentar el tamaño de tu miembro masculino.

¿Realmente necesitas una ampliación del pene?

Primero que todo, hay que analizar si realmente necesitas una cirugía para ampliar el pene.

El tamaño promedio del pene en los países de habla hispana está entre 14 y 16 centímetros. El tamaño del pene está fuertemente correlacionado con la intensidad con la que los nervios del clítoris y la vagina son estimulados – así, cuando se trata de dar placer sexual a las mujeres, el tamaño del pene es lo primero que viene a la mente.

Usualmente, a nivel físico importa más el ancho del pene que el largo, ya que un miembro de 10cm puede estimar la vagina. Pero a nivel psicológico, tanto para el hombre como para la mujer, el largo del pene suele afectar mucho la vida sexual de las personas.

Por esa razón, a muchos hombres y mujeres les parece pequeño el tamaño promedio del miembro masculino. Pero al final, lo importante no es saber si necesitas este tipo de cirugía sino cómo te hará sentir tener un pene un poco más grande y si los riesgos valen la pena.

¿Cuánto puede aumentar el tamaño de mi pene?

La cirugía de ampliación de pene en promedio puede aumentar el tamaño entre 3 a 7 centímetros. Depende de la persona determinar si esos centímetros de más valen la pena, ya que someterse a una operación quirúrgica siempre resulta arriesgado.

¿Qué implica la cirugía para aumentar el pene?

cirugia del pene

Para empezar, la cirugía de alargamiento del pene es un procedimiento ambulatorio que requiere anestesia general o sedación y dura aproximadamente una hora para completarse.

El paciente puede experimentar molestias durante y después del procedimiento, pero esto puede ser controlado usando medicamentos para el dolor. Normalmente, puede que tenga que ir a chequearse dos o tres días después del procedimiento solo para estar seguro de que todo está bien.

Tipos de cirugía

En términos generales, hay dos categorías de cirugía de alargamiento del pene: cirugía para aumentar la longitud del pene y la cirugía para aumentar el grosor del pene.

  • El aumento de la longitud del pene normalmente consiste en cortar los ligamentos suspensorios de modo que el pene cuelgue más abajo.
  • La cirugía para aumentar el grosor del pene por lo general implica la inyección de silicona, o injertos de grasa en el pene de manera que se vuelva más ancha de lo que era antes.

Conceptos erróneos

  • Estos procedimientos no te darán un pene enorme, ya que usualmente el aumento suele ser de 3 a 7 centímetros.
  • En muchos casos, el problema del tamaño del pene suele ser un problema psicológico, ya sea de la mujer o el hombre.
  • Vale la pena señalar que algunos hombres se hacen cirugía de ampliación masculina cuando en realidad no la necesitan.

Peligros de la cirugía

  • Es importante tener presente que el procedimiento generalmente es arriesgado, ya que aún no se ha aprobado por las principales organizaciones médicas en el mundo. Precisamente por esto, no se debe realizar en personas que padecen afecciones médicas graves, como la alta presión sanguínea o diabetes.
  • Después del procedimiento, el pene puede apuntar hacia abajo cuando está erecto. El procedimiento también puede dejar el pene con forma irregular y grumosa.
  • Hay que anticipar la hinchazón del pene dos semanas después del procedimiento. La contusión puede ocurrir, aunque no hay dolor durante la erección en este periodo. Por suerte, la medicación puede controlar estos efectos negativos.
  • Por supuesto, siempre existe el peligro de que el procedimiento no tenga éxito, y de hecho, puede terminar con un pene más pequeño que antes debido a la cicatrización.
  • El glande o la cabeza del pene sigue siendo del mismo tamaño que antes de la cirugía. Esto puede producir un pene grueso con un glande pequeño.
  • El mayor problema con la cirugía es cuando el pene del paciente queda con una apariencia extraña. Hay procedimientos fallidos que han resultado en formas muy curvadas que producen erecciones irregulares.

Costos de la cirugía

El costo del procedimiento típicamente oscila entre los $4,000 y $10,000. Se estima que 1 de cada 3 hombres tendrán que hacerse más de un procedimiento para que todo quede bien.

Si estás considerando este tipo de procedimiento, asegúrate de solicitar las fotos comparativas de los pacientes que tuvieron éxito, y también asegúrate de discutir con el médico todos los detalles de la cirugía.

El impacto psicológico

El impacto psicológico de esta cirugía es uno de los aspectos más importantes al considerar este tipo procedimiento, ya que la virilidad suele estar íntimamente ligada al tamaño del pene.

Cuando la operación es exitosa, la autoimagen que el hombre tiene de si mismo suele mejorar mucho, y puede llegar a tener una vida sexual más plena. De caso contrario, cuando el procedimiento falla, los sentimientos de desilusión y hasta de depresión pueden inundar la vida de la persona.

¿Cuál es la tasa de satisfacción de los pacientes después de la cirugía?

La tasa de satisfacción es sólo alrededor del 30%. Los estudios realizados en pacientes después de la cirugía (y el proceso de cicatrización) muestran los siguientes resultados:

  • 92% de los pacientes piensan que el crecimiento no es suficiente
  • 77% de los pacientes piensan que el proceso de curación es duro y doloroso
  • El 99% de los pacientes reportaron dificultades para tener relaciones sexuales en las primeras tres semanas
  • El 36% de los pacientes reportaron tener dificultades para tener relaciones sexuales después de tres meses

¿Hay alguna alternativa más segura?

La cirugía para agrandar el pene es costosa y es un procedimiento quirúrgico muy controvertido. Puede ser una solución rápida para aumentar el tamaño del pene, pero también se corre el riesgo de infecciones, daños a los nervios, la dificultad para lograr una erección, y la reducción de la sensibilidad, entre otros efectos secundarios.

Por esa razón, un procedimiento quirúrgico para ampliar el pene requiere una decisión bien pensada. Usualmente, solo se recomienda en casos extremos en que el tamaño del pene es tan pequeño que unos centímetros pueden marcar una gran diferencia, como en el caso de un micro-pene. Por esa razón, la cirugía de alargamiento del pene no se recomienda a cualquier persona cuyo miembro mida más de 8 centímetros.

Si te interesa leer acerca de otro método natural y seguro llamado jelqing, te recomendamos ver este artículo sobre como agrandar tu miembro con jelqing.