Seleccionar página

Seguramente quieres evitar problemas de salud con el pene, como las lesiones, infecciones y enfermedades. Si quieres saber como mantener un pene saludable te vamos a dar 10 consejos que te ayudarán a lograrlo.

Mantener tu órgano masculino en buena forma no es ciencia de cohetes, pero sí requiere que tomes medidas apropiadas para el cuidado del pene.

Todo desde cómo lavas tu pene hasta cómo y cuánto lo utilizas, puede afectar el bienestar del miembro viril en tu vejez y en el corto plazo. Continúa leyendo para aprender más.

Beneficios de cuidar tu pene

Al aprender acerca de las diversas formas para mantener tu pene saludable, puedes aumentar tu rendimiento sexual tanto ahora como en el futuro.

También puedes mejorar el placer que eres capaz de experimentar. Sigue los siguientes pasos para cuidar tu pene y tendrás una salud sexual óptima.

¿Cómo cuidar la salud del pene?

Usalo con frecuencia

Para entender este paso de cuidado, primero debes entender lo que sucede cuando tienes una erección. Dos cámaras dentro del pene, llamadas cuerpos cavernosos, se hinchan de sangre; esto es lo que endurece el pene.

La sangre es rica en nutrientes y oxígeno, que son necesarios para mantener sanos los tejidos del pene. Esto puede aumentar la probabilidad de la capacidad eréctil desde ahora hasta tu vejez. También hay algunas pruebas que sugieren que la eyaculación frecuente puede contribuir a la salud de la próstata.

La importancia de dormir bien

Los hombres sanos usualmente amanecen de vez en cuando con una erección. Esto no está necesariamente relacionado con tener sueños eróticos.

Durante la fase de movimiento rápido del ojo (REM) del sueño profundo, el cerebro señala al pene para que se vuelva erguido, generalmente varias veces por la noche. Como se ha descrito anteriormente, las erecciones frecuentes son buenas para el pene.

Lavalo bien, pero no demasiado bien

El uso de agua caliente y jabones fuertes puede secar el pene y conducir a la piel irritada. Además, se puede dar la desensibilización cuando la piel se daña por la fricción excesiva y desarrolla una capa externa resistente.

Utiliza agua tibia y evita el jabón regular por completo. Es mejor utilizar productos especiales o un limpiador muy suave.

Si quieres conocer más sobre el tema, puedes leer este artículo sobre cómo limpiar el pene.

No penetres hasta que esté completamente rígido

Un pene semi-erecto es susceptible al pandeo al insertarlo en el cuerpo de tu pareja sexual. Esto puede causar cualquier cosa, desde rasgar la piel, provocar dolor temporal o hasta ocasionarte una fractura del pene, que es una lesión severa que requiere cirugía.

Controla el sexo muy duro

Aunque las fracturas son raras, pueden ocurrir al penetrar en un ángulo incorrecto. Los hombres son particularmente vulnerables cuando la mujer está montada en la parte superior. Si las cosas se están saliendo de la mano, es mejor bajar el ritmo durante la relación sexual.

Auto-examinate a menudo

Compruebe si hay alguna anormalidad en tu pene: golpes, decoloración, cambios en la textura de la piel, etc.

Revisa tu próstata

Una próstata agrandada es una preocupación por muchas razones – el cáncer es uno de los más graves. Pero también puede conducir a la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

Para mantener la salud de la próstata, es importante comer ácidos grasos omega-3 y evitar una dieta alta en grasa con el fin de preservar tu salud sexual.

Come bien

Las enfermedades relacionadas con la dieta como la enfermedad cardíaca y la diabetes tipo 2 están relacionadas con la mala salud del pene, ya que afectan el flujo sanguíneo y la función nerviosa.

Por eso es importante incluir mucha fibra y antioxidantes en la dieta. También, limita el consumo de grasa saturada y azúcar.

Controla los malos hábitos

La ingesta alta de alcohol o el tabaquismo pueden afectar la salud del pene en una variedad de formas, desde interferir con el flujo sanguíneo adecuado hasta la desensibilización de los nervios. Mantener estos hábitos controlados le hace bien a la salud de tu pene.

Realizate chequeos médicos regulares

Los métodos caseros no pueden reemplazar a un médico especialista, llamados urólogos. Por eso, debes hacerte exámenes médicos de rutina junto con exámenes de enfermedades de transmisión sexual si eres activo.

Te recomendamos visitar nuestra página principal para ver más artículos sobre la sexualidad del hombre.